Noticias

Leonardo Gutiérrez: “Espero que Curry nunca llegue a 15 triples”

By 18 noviembre, 2016 No Comments

2302650h765

Hablar de la Liga Nacional es referirse a Leonardo Gutiérrez . Con 10 títulos de la competencia nacional y más de 14.000 puntos anotados, a los 38 años mantiene la pasión de siempre, como cuando debutó en Olimpia de Venado Tuerto en 1993. No se agota su hambre de triunfo y todavía brilla en su pecho la medalla de dorada de Atenas 2004. Es una pedazo de historia del básquetbol argentino. Hasta se puede golpear el pecho porque logró una marca que ni Stephen Curry todavía pudo alcanzar. Hace unos días la estrella de Golden State Warriors estableció un récord en la NBA con 13 triples en un juego, pero Leo Gutiérrez tuvo una noche más efectiva en 2010, ante Boca, cuando quemó las redes del polideportivo de Mar del Plata con la camiseta de Peñarol, de esa ciudad, con 48 puntos y ¡15 triples!

¿Qué recordás de aquella noche de los 15 triples?

¡Cómo se dio aquel partido! Arranqué en el primer tiempo con 6 triples, sacamos una diferencia bastante importante y venía con la mano caliente. Cuando estábamos en la entrada en calor para el segundo tiempo, los hinchas de Peñarol me pidieron que siguiera tirando, que estaba cerca de un récord. En el tercer cuarto ya tenía nueve triples y habíamos sacado 30 puntos de distancia. Y en el último cuarto mis compañeros me buscaban todos. La consigna era tirar de tres puntos. En el último cuarto seguí tirando y así llegué a los 15. Después de eso, Sergio (Hernández, el DT) me sacó. Fue una noche soñada, porque no pensaba meter 15 triples en un partido.

Entonces Curry va a tener que seguir intentado desde tres para alcanzarte.

¡Jajajaja! No es fácil meter ni 13 ni 10 y menos 15. Pero él juega en una liga muy dura. Va a tener posibilidades de tirar de tres puntos y encestar, pero no es sencillo hacerlo. No fue fácil para mí, pero no debe haber sido simple para él meter 13. Es un jugador extraordinario y verlo tirar al aro es un placer, pero espero que nunca llegue a 15… Igual, tiene con qué, porque es un jugador increíble.

Como el jugador con más experiencia de la Liga Nacional, cuando jugadores jóvenes llegan a la NBA, ¿qué te produce?

Es una hermosa sensación. Es producto de defender nuestra competencia. Que Nico (Brussino) salte directamente de la Liga Nacional a jugar a la NBA, que Nico Laprovittola esté también, después de haber salido por la Liga, son cosas fantásticas. Siempre peleé por el bien de nuestra competencia. Quiere decir que nuestros jugadores tienen una calidad suficiente para que esos equipos los estén mirando. Hay que darles lugar a los jugadores jóvenes. Espero que sigan saliendo, así como lo hicieron Manu (Ginóbili), el Chapu (Nocioni) o Luis (Scola). Que podamos tener más jugadores como ellos. Es un placer que hayan jugado todos acá.

¿Cuáles son los jugadores jóvenes que ves que pueden tener destino internacional?

Me parece que Fjellerup (Máximo), Redivo (Lucio), Vaulet (Juan Pablo) y Deck (Gabriel) son los que están marcando el camino del jugador joven en la Argentina. Otro importante, aunque es un poco más grande, es el Toro Acuña, que creció en los últimos años y puede seguir evolucionando. Son jugadores distintos, que trabajaron muy fuerte para llegar hasta ese lugar. Tienen mucho por recorrer. Estamos hablando de jugadores muy chicos, porque creo que tiene 21, Gaby Deck 18 y Fjellerup y Vaulet, 20. Tienen un futuro grande. Jugando en la Liga hacen diferencias. Hay que seguirlos, apoyarlos en lo que hacen y hay que darles las herramientas necesarias para que sigan evolucionando.

¿Te gusta lo que se está viendo de esta Liga?

Sin duda, pero lo que más me entusiasma es que sigue creciendo. Año tras año hay una evolución. Todos lo hacen. Los cuerpos técnicos, los jugadores. Hay más cuidados personales, hay una marcada superación técnica y táctica. Eso está a la vista. La competencia es muy dura y pareja. No va a haber uno o dos equipos que se separen del resto, sino que habrá varios que pelearán por entrar en los playoffs.

¿La camiseta de Peñarol es la última estación de tu carrera o no lo pensás todavía?

Creo que sí, que será la última, porque es el equipo que me dio todo, que me contuvo y el en el que, entiendo, debo terminar mi carrera. Es el único equipo en el que jugaría un año más si es que decido hacerlo.

Competir a los 38 años

Hay una generación que parece no tener fecha de vencimiento. El deseo por competir los mantiene activos y marcan el camino para los demás. Gutiérrez, a los 38 años, no se baja de la carrera y se ríe cuando lo consultan si apelan al mismo discurso con Manu Ginóbili, que tiene 39 años, ya que año tras año dicen que es el último que juegan y siguen vigentes.

Después de tantos años, ¿cuál es el motor para competir?

Lo llevo adentro. No es que busco algo para motivarme. Es mi forma de ser o de encarar la competencia. Siempre me preparo para intentar jugar de la mejor manera y quiero que el equipo en el que estoy jugando sea lo más competitivo posible.

Es el discurso de Ginóbili.¡Jajajaja!. Casi seguro que puede ser mi última temporada. Es que los dos amamos el básquetbol y competir. Ahí está la clave.